Pero, ¿por qué apostar en los casinos en línea?

¡Espera! ¿Esto no tenías que resolverlo antes de comenzar con todo el tema?

Sí, sí. Lo sabemos. Querías nutrirte primero para luego pasar a este plano de reflexión y, ultimadamente, poder terminar de leer este artículo y elevarte a un estado supremo de profundo conocimiento en apuestas.

Fuera de más misticismos, cualquiera pudo haberse preguntado anteriormente el porqué de apostar su dinero y, a decir verdad, fuera del simple “porque es mi dinero”, existen otras razones más lógicas y racionales (sin quitarte crédito porque, sí, es tu dinero) a tomar en cuenta si no estás demasiado seguro de lo que hacer:

Se invierte meno en los casinos en línea

¡Claro, es un arma de doble filo! Pero asistir físicamente a uno de estos casinos puede representar un costo demasiado elevado: inclusive para la persona más adinerada.

Ir a un casino podría o no significar perder gran parte de nuestro dinero, así que, ¿por qué seguir gastando en ello? Y hablo de costos de viaje, entradas, gastos de estacionamiento y el dinero mínimo que podríamos utilizar al apostar.

Al final del día, terminaríamos gastando casi 50% más de lo que, en todo caso, podríamos o no ganar… Pero, ¡el punto es no salir tan triste en caso de que perdamos!

Los costos en los casinos en línea son muchísimo menos elevados: tener una computadora y acceso a internet ni siquiera debería contarse, pero háganlo para los propósitos de este artículo en particular.

Gastamos dinero en la comodidad de nuestros hogares

Bastante de la mano con lo primero: no tendremos que ir de un lugar a otro, estar en medio de un montón de extraños (y si somos introvertidos, peor), y entre otras cosas propias de estas “visitas presenciales” al lugar en donde apostaremos cantidades de dinero intermedias o grandes.

Tal como lo escribí en la última frase del ítem anterior, los costos y las comodidades de poder encender un computador y dedicarnos a darle al tragamonedas una y otra vez hasta que tengamos suficiente para comprar ese apreciado carro Tesla 2018 o, en caso contrario, que debamos una cifra parecida al costo del auto es ridículo y ni siquiera debería considerarse.

Variedades y promociones en los casinos en línea que no se comparan

En efecto, no obtendrás tanta diversidad al momento de estar en un casino como lo haces apostando a través de internet: lo único que necesitarás es mover un poco el mouse y seguir en la búsqueda de otros casinos en línea que puedan ofrecerte todo lo que realmente quieres.

Blackjack, puestos, póquer, juegos de mesa, lotería y otros son algunos de los juegos que llegarías a conseguir en estos casinos, sin posibilidad de duplicarlos: es decir, que serán partidas únicas sin mucho más qué desear.

Así, y como ya lo habrás leído: ¡hay bonos! Bono por ingresar, bono por cumplir años, bono por perder (no te confíes, este sí que no existe), reembolsos y demás cosas que tendrás clara para el momento en que llegues a este punto

Jugar en línea puede ser entonces una manera más barata, fácil, conveniente, llena de oportunidades y de probabilidades a intentar en los casinos. Si, por supuesto, consideraste vender tu alma al azar y comenzar a gastar esos dólares, euros, o cualquiera que sea tu moneda: no pierdas más tiempo e inicia tu camino en los casinos en línea.

Apuesta en los casinos de manera responsable

Con todas las restricciones o limitaciones de un casino en línea, ¿cómo reconocería un ludópata no diagnosticado que sufre de tal padecimiento?
Sí, es verdad: los humanos amamos apostar, pues nos mantiene frente a una incertidumbre del éxito contante y, mientras más perdemos, más pensamos que ese momento de total iluminación está a punto de llegar, pero todos tenemos fronteras que no debemos repasar.

Quizás no te otorgaremos una consulta médica, profesional, o un diagnóstico clínico certificado, pero, si aún crees tener cierto sentido común es importante que interiorices las siguientes preguntas y reconozcas tener o no alguna condición en torno a las apuestas que esté afectando a tu vida:

    1. ¿Alguna vez has apostado dinero importante, tal como el que usarías para pagar la renta?
    2. ¿Piensas demasiado en apostar?
    3. ¿Le mientes a menudo a las personas sobre tu adicción a los juegos de azar?
    4. ¿Has pedido prestado dinero para apostar?
    5. ¿Consideraste alguna vez seguir apostado para pagar alguna otra deuda que haya resultado de apostar?
    6. ¿Te sentiste, en algún momento, físicamente impedido de dejar de jugar?
    7. ¿Pasas menos tiempo con tu familia para apostar más?
    8. ¿Ignoras tus responsabilidades para apostar?

Si más de dos preguntas fueron contestadas de manera afirmativa, déjanos comentarte: efectivamente tienes un problema con el juego, por lo que te recomendamos obtener ayuda médica, psicológica o psiquiátrica que te ayude a sobrellevar tal padecimiento.

Padecer de ludopatía proviene de causas como desbalances químicos, falta de conocimiento de las reglas, mucha competitividad, necesidad de probar nuestra suerte personal, un pensamiento orientado a resultados y, por supuesto, existen organizaciones que podrán servir como soporte en estas condiciones.

Mientras tanto, y si no crees tener un problema, te recomendaríamos cosas como no apostar con dinero que planeas utilizar pronto, o de otras personas; estudiar bien las reglas de la casa; nunca esperar que vas a ganar y, en todo caso, aceptar tus derrotas; poner un tiempo límite dentro de las sesiones de apuestas; establecer un monto máximo de dinero a gastar, en caso de que no lo hayas hecho y; aceptar el hecho de que puede que pierdas dinero, y no hay nada malo con eso, pues justamente el juego se basa en tal principio.

Conviértete en el mejor de los casinos

Antes de concluir con esta entrada, no está de más mencionar algunos de los consejos que, tras investigar y tomando como referencia experiencia personal, han servido para otros individuos en su progreso y llegada al éxito en los casinos.

Casi todo ha sido mencionado al principio de este hilo, pero queríamos asegurarnos de poder hacer un recuento y, de ser posible, adjuntar uno que otro detalle sobre los casinos en línea para que no tengas excusas al momento de comenzar:

    • Elige bien los lugares en los que apostarás dinero, tomando como referencia principal al “Dr. Google”, y partiendo de allí para realizar la investigación necesaria en torno a esto; conviértete en ese inversionista que desea, minuciosamente, saber dónde pondrá su dinero.
    • Lee bien los términos, condiciones, y otros requerimientos. Sabemos que podría parecer algo infinitamente tedioso, pero, al final de la jornada, puede servirte de mucho si lo que estás buscando es no perder dinero.
    • Revisa además cualquier notificación con respecto a cada uno de los juegos en específico, subrayando los cambios realizados, próximas modificaciones o consejos que los casinos o páginas web pudiesen darte.
    • Asegúrate de manejar correctamente tus fondos, no dejarte llevar por ofertas muy grandes que, en ocasiones, podrían ser sospechosas, y tener una buena gerencia para que tus finanzas no vayan en picada, como las de muchos otros.
    • Vuelve, nuevamente, a repetirte a ti mismo que existe una gran posibilidad de que lo pierdas todo, y marca un momento para detenerte y considerar lo que estás haciendo, desligándote del juego en caso de que te cree cualquier adicción.
    • Ligado a la anterior: no apuestes para ganar, hazlo para perder. Baja tus expectativas que, ninguna fuerza o energía mágica estará allí para ayudarte a que la ruleta caiga en los números u objetos que tú crees; el juego es de azar y se mantendrá así, sin importar qué tanto recemos antes de registrarnos.
    • Juega gratis y utiliza los bonos hasta que te sientas totalmente en confianza con tu estrategia como para comenzar a arriesgarte seriamente.
    • Los casinos con juegos descargables no son más convenientes, de ninguna manera, para jugar en línea: lo que sí, es que pueden ser compatibles con otros dispositivos que nos servirían, por ejemplo, para jugar desde nuestros celulares.
    • Intenta ingresar en los casinos en línea con mayores porcentajes de retorno, pues así estarás incrementando tus posibilidades al costo de los posibles términos que pudiesen tener: de esto último, despreocupémonos, estoy seguro de que ya estás en confianza con respecto a este tema, y lo harás muy bien, pequeño gorrión.

Existen también otra clase de consejos, orientados a cada uno de los juegos ofrecidos en los sitios de apuestas, pero, tomando en cuenta la longitud de este artículo, te invitamos a esperar otra entrada en donde especificaremos cada una de las cosas a tomar en cuenta para ser los mejores en cualquier tipo de juego.

Seguir estos al pie de la letra quizás no te asegure que no pierdas, pero sí te brindará mayores posibilidades y una comprensión amplia sobre lo que debes hacer o no si quieres salir ligeramente ileso de esta clase de apuestas.

¿Listo para apostar en casinos en línea?

Llegó tu momento. Ya lo tienes todo, y de verdad estás ansioso por dar este gran salto a las apuestas en línea, inclusive si ya habías tenido experiencia anterior dentro del tema.

Como en un principio acoté, el mundo del casino parece haber sufrido una formidable evolución y, en el mejor de los casos, continuará desarrollándose día tras día en pro de crear mejores, más seguros y más grandes ambientes de casinos en línea.

Ya sea que las apuestas en línea sean o no lo tuyo, en caso de que cuentes con algo de dinero y desees darle un probada, recuerda que existen, aún, bonos a utilizar solamente por registrarte en cualquier página: experimenta, aprende, nútrete y crea tus estrategias para ser el individuo más rentable dentro de este mundo.

Mientras tanto, sigue enterándote de todo lo necesario para pertenecer a este mundo con nosotros, y asegúrate de compartir con tus amigos, familiares o conocidos lo que has aprendido, en caso de que ellos también hayan, en algún momento, considerado ingresar al mundo de los casinos en línea.

Espero y este artículo te hay sido útil. Aprovéchalo en todos los sentidos, y comienza a obtener más información en caso de que sientas necesitarla.