Los “grandes” bonos de los casinos

¡Azúcar, flores y muchos colores! Sólo queda un poco de sustancia X y seremos multimillonarios: no necesariamente, muchachos. De hecho, mientras más estricto y poco permisivo sea el casino en línea, mejor será su reputación.

Casino.com
Jugar ahora!
BGO Casino
Jugar ahora!
Vegas Hero
Jugar ahora!

A ver, no me malinterpreten. En efecto, un casino puede ofrecer numerosos tipos de bonos y, de hecho, tratamos cada uno de ellos en detalle dentro de la página web, pero vivimos en un mundo de atracciones, y dejarnos llevar por elevadas cifras podría ser, en ocasiones, un arma de doble filo

Nuevamente, te recomendamos tener paciencia y leer con detalle todas las características de algún bono en particular, considerando tus opciones, tu dinero a invertir y, como ya indicamos, todo lo que hemos discutido.

bonos de casino

Lee además los Requisitos de Apuesta, y haz de ello tu biblia multiplicadora de dinero en caso de que vayas en serio con esto de los casinos en línea: créeme, te servirá de mucho.

Softwares y licencias

Anteriormente habíamos dedicado un párrafo especialmente a la generación de confianza que se produce a partir de aquellos casinos con “certificación”: aquí queremos llegar con el tema de las licencias, por ejemplo.

Los mejores casinos están registrados bajo jurisdicciones como Gibraltar, Reino Unido, Malta, entre otros, por lo que, comencemos con tal fundamento para probar nuestra audacia y, así, encontrar lo principal del mercado.

Otros países, en cambio, quizás no lleguen a tener una legislación que permita las apuestas y la creación de casinos en línea: justamente esto es lo que hace tan importante el crear toda nuestra investigación, al mejor estilo de CSI, y así impregnarnos de cada dato, creando nuestro propio rompecabezas (que, por cierto, se lee mucho más tedioso de lo que en realidad es).

Por otro lado, querríamos confirmar también el uso de ciertos tipos de software, como Net Etertainment, Realtime Gaming y Playtech: tales industrias cuentan con un respaldo internacional de reputación, antigüedad y excelente servicio. Te invitamos además a buscar todos los tipos de compañías que, en conjunto, trabajan para mantener todo el servicio de los casinos en línea día tras día.

Tu lista final de cosas a completar

No mentiremos: esta idea ya ha sido tomada por otras personas, pero nos parece de suma relevancia, por lo que, no está de más compartirla también con los lectores del artículo.

Si realmente quieres llevar un control de las cosas a tener en cuenta, anota:

    • ¿Busqué el casino en línea a través de Google? ¿Qué resultados obtuve?
    • ¿Creé un hilo o, en caso contrario, pregunté a mis amigos apostadores? ¿Qué dijeron?
    • ¿Qué tal me sentí la primera vez que ingresé al sitio del casino en línea?
    • ¿Los bonos se enmarcan en límites reales y no demasiado fantasioso?
    • ¿Probé el servicio de atención al cliente? ¿Me gustó?
    • ¿Qué tanto tiempo ha estado en línea el casino?
    • ¿Cuál es el proveedor del software, y con cuáles licencias o certificaciones cuentan?
    • ¿Leí toda la página de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba?

Una vez hayas concluido con todo ello, amigo mío, estarás listo para el siguiente paso.

Conociendo los diferentes tipos de bonos de los casinos en línea

Hay un apartado, especialmente dedicado a nuevos jugadores, que trata sobre los bonos de casinos en línea, y lo observaremos en cada uno de los sitios a los que visitemos. En muchos aparecerán en la parte de arriba del encabezado.

Como lo lees, un bono representa una recompensa. ¿Recompensas por apostar? Sí, en efecto. Los publicistas de los casinos trabajan incesablemente en lograr ser el centro de atracción pues, mientras más personas ingresen, mayores serán las cantidades de dinero que moverán de manera constante.

Estas peculiaridades pueden surgir desde realizar una simple inscripción, celebrar tu cumpleaños, e inclusive por depositar dinero real (que, en la mayoría de los casos, es lo que sucede). Claro está que deben darse algunas condiciones para contar con la posibilidad de 1. obtenerlos y 2. retirar el dinero que podríamos (o no) conseguir al utilizarlos.

Tipos más comunes

Vamos entonces a repasar los bonos básicos y más comunes que encontraremos al momento de ingresar en uno de estos sitios en cuestión:

  1. Bonos de depósito: la función esencial de esta clase de “recompensas” es servir como atractivo con respecto a la cantidad que depositemos, con entre 50% y 100% del total de dinero en cuestión; y sí, antes de que surja la pregunta, existen otra clase de portales que manejan cifras más altas, de hasta un 300%, pero aplicando márgenes y restricciones, también conocidos como “límites de bono”.
  2. Bonos sin depósito: si eres un nuevo jugador en el campo, este probablemente sea el tipo de bono que estés buscando. Si eres conocedor de otros sitios y servicios del internet, probablemente sepas también que, en ocasiones, conseguiremos ofertas para inscribirnos en alguna página, a cambio de una cantidad de dinero: estas, a menudo, sobresalen en las páginas en donde se maneja un flujo constante de dinero.Es importante tener en mente que los bonos sin depósito no nos asegurarán grandes cantidades, pero sí unos 10€ o 13$ a los que les sacaríamos provecho con una excelente estrategia de manejo y mucha, mucha paciencia.
  3. Cashback: Milenariamente, por decirlo así, el también conocido como “reembolso” sucede cuando algún casino en cuestión quiera devolver el dinero que has utilizado para realizar tus apuestas. ¿Un golpe de suerte? ¡Seguramente que sí!
  4. Spins gratis: ¿Estás buscando poder darle un giro a esa ruleta sin necesidad de poner ni un centavo? ¡Lo podrías conseguir! Algunos casinos en línea permiten esta modalidad, únicamente contando con un crédito pre-pagado. En este apartado incluimos además ciertas condiciones que, al igual que como ya habíamos escrito, deberán ser cumplidas para que el casino te regrese el dinero, y posteriormente puedas retirarlo como una moneda real.
  5. Otros beneficios: Trabajar con un casino se trata de hacer de este lo más atractivo y cautivante tanto para la membresía nueva como para los lobos viejos, punto en el cual se especifican toda clase de bonos distintos a los determinados aquí. Por ejemplo, seguramente obtendremos beneficios por fidelidad en los casinos en línea, en el caso de nuestra antigüedad; además, quizás lleguemos a contar con puntos para gastar en tiendas específicas o simplemente alguno que otro bono por cumpleaños.

Condiciones de los bonos

Cada página es distinta y, por lo tanto, lo son sus sistemas. Generalmente, estos bonos tienen “condiciones generales” que hay que seguir (y cumplir) al pie de la letra para asegurar nuestro dinero y, a pesar de que es cuestión de cada uno de los casinos, hay términos generales sobre estos que podrías llegar a tomar en cuenta.

Comenzando por el hecho de que es necesario que utilices tu información real en los casinos en línea para poder demostrar veracidad o, de lo contrario, no recibir tus ganancias: enviar documentos personales o pasaportes debería ser algo totalmente común en este punto en la era del internet, ¿no?

Los requisitos, por otra parte, serían solicitados en numerosas oportunidades, tantas como el casino halle conveniente para que puedas retirar el dinero. Los bonos, en esencia, pueden ser retirados por un único individuo, así que olvida la idea de crearte más de una cuenta bajo la misma dirección IP, porque el “mazo de sanciones” existe y no te gustará el sabor que deja.

Otros detalles como que no estén todos los juegos incluidos dependiendo del casino, que tu región esté restringida, que existan límites máximos de reintegro o tener que llenar un código de promoción entran también en este apartado de “condiciones” a conocer antes de sumergirte en el mundo de los casinos en línea.

¿Cómo ser un rey de bonos de casinos en línea?

Esta es una pregunta súper capciosa y, por más tonta que parezca, no lo es: no obstante, no existe una fórmula para ser reyes o reinas en un sitio de apuestas pues, si bien lo dice su nombre, se tratan de juegos “al azar”.

Lo que sí podemos hacer es seguir estrategias dentro de los casinos para poder aumentar nuestro desempeño y analizar mejor las posibilidades que se no presenten cada vez que toque una nueva sesión frente a la tragamonedas.

Estos consejos, sin embargo, van muy de la mano a nuestra sección anterior donde conversábamos un poco más de lo esencial antes de inscribirse en un casino: la seguridad y confianza. Si un casino en línea es seguro y tiene reputación, entonces ese es el lugar ideal en dónde invertir nuestros ahorros de toda la vida. ¡Hay que sacarles provecho!

Las quejas no van de la mano cuando esperas obtener buenos resultados de algún sitio web, y esto aplica básicamente para cualquier lugar, no necesariamente del tipo de juegos de azar, en donde ofrezcan tales movimientos financieros: recuerda, tu dinero es importante y lo ideal es no salir estafado trágica y dolorosamente.

Revisa los términos y condiciones, lee cada una de las cláusulas y asegúrate de que el casino es fiable: tras hacer todo esto, vuelve a hacerlo, pero con una taza de té y habiendo tomado tu merecido descanso. De cualquier manera, no queremos que seas acusado injustamente por conductas erradas o “fuera de sus términos”, por lo que siempre será mejor que te cubras bien esas espaldas.